Nuestro increíble EGO como médicos…

“Si no levantas los ojos, creerás que eres el punto más alto”. Antonio Porchia

Buenas tardes a tod@s l@s lector@s,

El día de hoy quisiera hablarles un poco de por qué creo que los médicos tenemos un EGO tan grande. Y que sospecho que pueda ser una de las grandes limitantes en nuestro progreso en la Medicina y como seres humanos.

Recuerdo que desde que estudiaba Medicina todos nosotros nos creíamos superiores a los demás estudiantes. Veíamos inferiores a los que estudiaban administración o ciencias de la comunicación. Además de que nos distinguíamos por nuestra vestimenta blanca y era imposible no sentirse importante con nuestra gran bata blanca y nuestro estetoscopio.

He de contarles que el uso de vestimenta de color blanco es un símbolo de vida, es el color opuesto al negro, que es claramente el color de la muerte y del luto. También en la medicina se utiliza el blanco por su asociación con la pureza y de ahí el refrán de que “La limpieza esta más cerca de los dioses”. ¡Este término se acuñó mucho antes que la teoría de la enfermedad! La blancura como un atributo del poder sobrehumano, como atractivo irresistible e infinitamente peligroso, está claramente expresado en la novela de Herman Melville: Moby Dick, explícitamente referido a los médicos. En el simbolismo religioso, Cristo y los santos, que ejercen su poder sobre la muerte y sobre las fragilidades humanas, están vestidos de blanco. Pero éstos no son solamente poderosos sino al mismo tiempo son extremadamente buenos.

Supongo que todos estos antecedentes, desde el origen de nuestra vestimenta, que el acto de curar o de reestablecer la salud podría estar ligado a algo superior y de ahí que creamos que nosotros los médicos fuimos escogidos para “curar” a las personas, hacen que nos sintamos en algún momento superiores a los demás.

Desde que éramos estudiantes de Medicina nuestros grandes profesores y maestros nos enseñaron que el acto de curar era “digno” solo de pocos. Y que después de tantos años de estudio, desvelos, regaños, nos sentimos merecedores de un lugar más importante en la sociedad. Esto hace que nuestra actitud cambie y que creamos que somos “diferentes” a los demás. Nosotros ¡salvamos vidas! por Dios……… que eso no es acaso el mayor acto de amor que una persona puede hacer por otra?…….

Recuerdo que cuando estaba terminando mis estudios en el hospital, el ambiente entre los cirujanos era prácticamente imposible, se creían realmente Dioses y no les podías ni dirigir la palabra porque eras apenas un interno o un residente. Los “grandes maestros” solo hablaban con los residentes de mayor jerarquía o con los jefes de servicio. Hasta para mi me resultaba nefasto e incomodo que tuvieran un EGO tan grande…. Y los veía de alguna forma también superiores y aceptaba eso, creía que su actitud era la correcta y que estaba justificada porque eran los mejores médicos en México… Pero mi percepción cambio cuando me fui a Boston…… En este lugar estaban los grandes maestros de mi subespecialidad, los médicos que escriben los libros que yo había leído y los tenia a mi lado pasando visita. Lo que más me impresionó fue la sencillez y humildad con la que andaban. Te podías acercar a ellos y hacerles prácticamente cualquier pregunta y ellos no te iban a mirar de manera extraña o asombrados porque le estabas hablando al “mejor neuro intensivista pediatra del mundo”, al contrario, siempre estaban en la mejor disposición de contestar tus preguntas y que si no tenían ellos la respuesta te iban a decir honestamente que no sabían pero que lo iban a buscar!!!!. Después de esa experiencia tan grata en Boston, cambio mi percepción por completo y había aprendido que lo que te hace ser un gran maestro lo resumo en esta frase de Hemingway: El secreto de la sabiduría, el poder y el conocimiento es la humildad. Y aprendí que los grandes maestros no solo son aquellos de la medicina, si no de la vida.

Nos falta aun mucho por trascender, el EGO solo es resultado del miedo. Del miedo de no ser reconocidos y queridos. Y creo que los médicos estamos muertos de miedo. A mi me pasa esto con frecuencia, aunque lo intento eliminar ha sido muy difícil, pero créanme que lo estoy intentando todos los días. La medicina te da muchas satisfacciones personales, pero no olvidemos que solo somos un instrumento de la vida y que debemos navegar con humildad. Creo debemos trascender el EGO, ya que este es el que nos roba vida y nos quita la verdadera satisfacción y felicidad.

Seamos médicos honestos y dejemos el EGO a un lado, ayudemos al que lo necesita y seamos humildes con nuestros compañeros.

Espero les haya gustado este blog, cualquier duda o comentario es bienvenido.

Besos
Marisol

Advertisements

17 thoughts on “Nuestro increíble EGO como médicos…

  1. La egotomia total se debe dar con el primer tropiezo si no lo aprendiste sigues siendo un acomplejado
    La humildad es verdad según San Teresa

    Like

  2. Me. Gusto es una manera sencilla de no perder piso y gracias por recordarlo no somos dioses escogimos esta profesión porque implica humildad en cada paso que se da.

    Like

  3. Me encantó leerte. Como paciente. Entender a veces que el amor a la práctica del oficio o la profesión es mucho más significativo que ser importante o el MAS importante.

    Cómo socióloga ( de deformación académica) te digo que es un juego del campo de su disciplina que lo mantiene en la lógica de los dominados y los dominantes. Como ahora terapeuta de ángeles (por convicción y con amplio reconocimiento a su práctica puedo decirte que hiciste una radiografía del obstáculo más inmenso que puede existir en una práctica profundamente amorosa.

    Mi reconocimiento a quien está para ayudar más allá de la lógica del campo y que abraza su propia práctica como misión en la vida.

    Mucha más luz en tu camino

    Like

  4. Que interesante, es importante ser humilde ante nuestros colegas y también con nuestros pacientes. Me surge una inquietud: reconocerse humilde no es un acto de arrogancia?

    Like

    1. Buenas noches.. gracias por tu comentario y creo que mas alla de arrogancia es ego… pero cuando lo haces con el corazon y sin segundas intenciones el ego desaparece y se convierte en humildad y amor.

      Like

  5. Interesante reflexion, una vez escuche decir a un grupo de medicos decir: somos lo mas cercano a Dios, como paramedico escuchar eso me fue hasta gracioso ver tanto despliegue de Ego con el que lidian los pacientes, internos y todo aquel que se acerque a su circulo de Omnipontencia.
    Saludo a todos aquellos que no olvidan que antes de curas fueron sacristanes.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s